Forum Europeo “Deseos decididos de democracia en Europa” – 18 de noviembre del 2017 – Turin



El 18 de noviembre del 2017 nos encontraremos en ocasión del Forum Europeo de Torino. El tema será “Deseos decididos de democracia en Europa”.

La acreditación será a las 9.15, la apertura a las 9.45 y el comienzo de la sesión matutina a las 10.00.

Podrá haber traducción simultánea en francés y en español si antes del 31 de octubre habrá 50 inscripciones de colegas de cada uno de estos idiomas.

Las inscripciones están abiertas!

Cuotas de inscripción:
€ 30,00

– Estudiantes hasta 21 años, inscripción gratuita (es necesario enviar el formulario de inscripción completado)

– Estudiantes de 22 a 26 años y Alumnos de los Institutos IF, IPOL, ISDSF: € 10,00

 

Modalidad de inscripción:

Transferencia bancaria a la cuenta corriente a nombre de:
MANZETTI ROSA ELENA – FORUM EUROPEO TORINO
IBAN:
IT 66 F 03048 30780 000 000 083 500

BANCA DEL PIEMONTE
AG. 38 PIOSSASCO
BIC/SWIFT CODE: BDCPITTT

Importante: en el objeto precisar nombre y apellido de quien se inscribe al Forum.

Luego de la efectuación del pago es necessario enviar una copia de la transferencia + el formulario de inscripción completado a: accademiatorinese@gmail.com

Por informaciones:

– correo electrónico: accademiatorinese@gmail.com
– tel.: +39 011 817 88 90

Breves anotaciones iniciales

Hacia el Forum “Deseos decididos de democracia en Europa”, del 18 de noviembre 2017

El título del “primer Forum Europeo del Campo freudiano”, que se llevará a cabo en Torino el próximo 18 de noviembre, “Deseos decididos de democracia en Europa”, propuesto por Jacques-Alain Miller en “Lacan Quotidien” n. 721 del pasado 15 de junio, lo leo personalmente como una invitación, en primer lugar a los psicoanalistas lacanianos, a no subestimar el riesgo, presente a cada paso, de olvidar la política del acto. Política que caracteriza al psicoanalista, que se somete a la ética orientada hacia el real del parlêtre, en lugar de someterse a la política del Otro. En este sentido, el psicoanalista, en el caso en que lo haya,[1] está en una posición opuesta respecto al real del discurso capitalista contemporáneo. Como se expresa Lacan en la Nota italiana, la salida del discurso capitalista no apunta a la ruina del capitalismo, sino más bien a “que el análisis continúe siendo el mejor en el mercado”.[2]
“Deseos decididos”, en lo que me concierne, se refiere a actos que permitan al psicoanálisis continuar a “ser el mejor en el mercado”. Éstos introducen también la hipótesis de una democracia en la cual la acogida de las singularidades favorezca la posibilidad de relativizar los plus-de-goce en serie de la sociedad de consumo, haciéndole lugar al síntoma, portador de singularidad subjetiva.
En el seminario El reverso del psicoanálisis,[3] partiendo de las tres profesiones imposibles indicadas por Freud – gobernar, educar, psicoanalizar -, Lacan define el discurso del amo, el discurso de la universidad y el discurso del psicoanalista. Luego agrega el discurso de la histérica, cuya función es hacer desear. En un segundo momento agrega el discurso del capitalista, cuyo objetivo se revela hoy como el de hacer consumir.
Es fundamental considerar que la relación de poder existe desde siempre, pero no el discurso del amo, que no encontramos en las sociedades llamadas primitivas, o míticas.
El discurso del amo comienza con la Antigua Grecia, con el nacimiento de un orden fundado sobre el derecho y la noción de responsabilidad. Comienza con Edipo rey, que se convierte en rey no por poder divino, ni por alguna filiación mítica, sino por haberle ganado a la Esfinge. Edipo quiere resolver el síntoma social que aterroriza al pueblo y no se da cuenta de ser él mismo la causa de la devastación que está padeciendo la ciudad.
Se trata de hacer funcionar el discurso del amo sin encarnar el amo: de aquí, la necesidad de la Constitución y del Estado de derecho.
Lacan mismo nos enseña que si el discurso del amo nace con Edipo rey, el discurso de la histérica nace con Sócrates, que funciona como aguijón de las conciencias. Él interroga al amo acerca de sus acciones, lo obliga a producir un saber y da inicio a una puesta en cuestión de la autoridad. Más allá de cuál haya sido la posición de Sócrates en relación a la democracia ateniense, fue considerado el precursor de los ideales democráticos, del ideal de libertad y autonomía del sujeto.
Mientras Sócrates exige razones al amo, Platón quiere reformar el discurso del amo fundándolo sobre la razón. De la mayéutica al saber constituido, que se encuentra a la base del discurso de la Universidad.
Lacan sitúa la emergencia del discurso de la ciencia, en cuanto producción de saber, al nivel del discurso de la histérica, que pone en causa la autoridad del amo. Ésta no se detiene, ni ante la autoridad de los gobernantes, ni ante la autoridad de la Iglesia. Promueve, entonces, ideales de libertad, de autonomía de los sujetos, de goces posibles.
Pero la ciencia produce también un saber que tiende a poner en posición de amo.
La vacilación del discurso del amo producido por la ciencia oscila entonces entre la democracia, como efecto de la interrogación de la histérica, y la tecnocracia promovida por el discurso de la universidad.
La época en la que nace la ciencia moderna es también la época en la que triunfa el mercantilismo. La libertad se convierte en libertad de comercio, de mercado libre, considerado como la única vía a seguir para que cada uno obtenga una ganancia.
Pero la experiencia muestra que el mercado libre desemboca en la injusticia, porque el comercio nunca es igualitario.
Además, qué mercado libre, si hoy la respuesta a la inmigración de masa es la de construir, de diferentes maneras, muros?
Dónde desemboca hoy la democracia? Qué acto puede relativizar la carrera hacia el provecho y la performance, que pone a los productos de la ciencia al servicio de la ganancia de goce?


Rosa Elena Manzetti

Traduzione di Maria Laura Tkach